sábado, 1 de septiembre de 2012

Espigas


Espigas
      Todo dueño de un perro teme la espiga, esta es una gramínea presente en las hierbas altas, formada por minúsculas rebabas. Puede provocar numerosos problemas a nuestro compañero cuando se introduce en orejas, nariz, piel e incluso en el aparato digestivo.

      Este elemento vegetal, es uno de los cuerpos extraños que más a menudo causan la visita al veterinario, como norma general se lo quitaremos nosotros, pero, si no somos capaces debemos acudir al veterinario.


      Para el perro es difícil liberarse de las espigas, generalmente se introduce en la oreja, el ojo, la nariz y a veces en el tubo digestivo del animal. El intruso se agarra al pelo, acercándose cada vez más al cuerpo y penetrando posteriormente. No permanece en el exterior, sino que penetra cada vez más, el perro se moverá, andará agitado, se rascara e incluso en las zonas que llegue se morderá para intentar liberarse, pero en una gran mayoría de veces no lo lograra.

      De este elemento se generan diferentes patologías:

                -Otitis: Si la espiga se interna en la oreja, con más tendencia en los perros con pelo largo u orejas largas y colgantes, hace que aparezcan lesiones de otitis aguda. La oreja se enrojece, huele mal y se llenara de un cerumen espeso y abundante. Si llega a afectar al oído medio o interno, el perro permanecerá con la cabeza inclinada, padeciendo trastornos de equilibrio.

                -Queratitis: Cuando la espiga se introduce en el ojo, el perro no parara de parpadear y lagrimar. En este caso debemos enjuagar el ojo del perro con abundante agua para ayudarle a librarse de la gramínea, pero solo será posible si esta es pequeña. Sera más preocupante si la espiga está dividida en trozos que se incrustan en la conjuntiva o la cornea del ojo, situación que exigirá una visita urgente al veterinario, antes de que la situación provoque una queratitis, afección muy dolorosa.

                -La nariz: Si la gramínea penetra por la nariz, suele ocurrir en los perros de gran tamaño con unas fosas nasales más grandes y que corren con el hocico pegado al suelo (rastreando). El perro estornudaría bruscamente y repetidamente, posteriormente sangrara por la nariz. Se podrían presentar diferentes situaciones:

                               1- Que la espiga penetre en la mucosa de tal forma que es deglutida y avanza por las vías naturales de eliminación.

                               2- Si la espiguilla no sigue el camino anterior, puede llegar a los pulmones, provocando una bronconeumonía grave.

La única posibilidad de actuar que tenemos es cuando aún está en la nariz, para extraerla deberemos utilizar unas pinzas de punta redonda (roma).

Perros
-La boca: Cuando está en la boca originara una salivación importante, si la quitamos no traerá mayor problema, pero, si llega al estomago puede producir vómitos y una grave oclusión intestinal. Si esto sucede abría que intervenir quirúrgicamente.

-Las patas: Con frecuencia las espigas penetran en las patas, entre los dedos. En este sitio hay una pequeña cavidad sin salida, con el movimiento del perro la gramínea va hundiéndose contra la piel, hasta que acaba penetrando completamente. El perro al principio se lamerá la zona constantemente, pero poco a poco podremos ver un absceso entre los dedos. No hay otra solución que la cirugía. Este suele ser el caso más común.
     
                   Datos de Interés

      -La extracción de esta gramínea se lleva a cabo con unas pinzas finas y largas. La operación es delicada por las numerosas rebabas que posee, y si queda alguna puede provocar infecciones. Debido a que es un procedimiento doloroso, se aconseja que se lleve al veterinario para que utilice anestesia.

      -Endoscopia: esta técnica de observación es muy útil para observar conductos y cavidades. Para ello se utiliza un fibroscopio.

      -Después de cada paseo, debemos comprobar el manto de nuestro perro.

      -Si afeitamos el interior de las orejas, impediremos que se instalen las espigas.

      -No hay que utilizar los bastoncillos de algodón para sacar las espigas, solo conseguiremos introducirlas más.

      -Los cachorros suelen engullir espigas, tenga cuidado.

2 comentarios:

  1. Buenas tengo un pastor aleman enpezo a moquear y luego a sangrar mucho con mucha hemorragia le di vitaminas k y hemo se puso bien entonces enpezo a echar pus y sangre y a oler mal le hicimos analitica y todo vien le hicimos radiografia de nari y nada le metimos una goma para hacerle una linpieza de nari a por cierto enpezo por el lado derecho y ahora los dos a tomado muchos antivioticos y no le hacen nada el ojo tanvien le sale y lotiene mal no q hacer el vete ya no sabe lo q tiene necesito alluda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola, vete a otro veterinario que le vea, ahora no contamos con veterinarios en plantilla y no podemos ayudarte. saludos

      Eliminar