miércoles, 12 de septiembre de 2012

La Otitis



Patologias-caninas
      La otitis es una inflamación del oído, que puede deberse a una infección bacteriana, micosis o parásitos. Con mayor frecuencia la padecerán los perros de orejas largas.

      Los factores que hacen propenso a un perro a contraer otitis son tener los oídos sucios, con cera, mucho pelo y la humedad, si todo esto se da a la vez se multiplicaran las posibilidades.


      Esta afección se caracteriza porque hay una inflamación del epitelio del conducto auditivo externo y del pabellón auricular.

      Los síntomas presentes serán que la cabeza se inclina con frecuentes sacudidas, dolor en la zona, aparición de prurito, mal olor, inflamación, un cambio en el humor del animal (pudiendo aparecer conductas agresivas), exudación y piodermas.

       El veterinario le realizara una primera cura con anestesia, pero el resto del tratamiento deberemos hacerlo nosotros, cosa nada fácil ya que el animal no colaborara por el intenso dolor causado durante las curas. Cuando le limpiemos los oídos, solo utilizaremos productos específicos, nunca agua o alcohol; tampoco utilizaremos gotas antibióticas, si no lo indica el veterinario; si este nos lo indica, se le aplicaran después de la limpieza del oído (bajo ningún concepto las aplicaremos antes de limpiar a fondo, porque empeoraría la zona).

      Si no se trata correctamente esta afección puede convertirse en crónica.

      El porqué los perros son más propensos que los humanos reside en las diferencias estructurales entre el oído canino y el humano. Los perros presentan un conducto auditivo en forma de "L" y de mayor profundidad, que provoca un mayor acumulo de cera, exceso de humedad y detritus.
Otitis-Canina

      Para prevenir tendremos que revisar el estado de las orejas periódicamente, extrayendo el exceso de pelo, cera y secando el oído; si aun así, aparecen los primeros síntomas, los veremos a tiempo para que no empeoren.

      Las alergias y los problemas de oídos, están estrechamente relacionados, por lo que si detecta algún problema de oído acuda al veterinario, puede ser  la primera señal de una alergia.

      No solo es muy doloroso, también es muy grave, ya que debido al intenso dolor el perro puede acabar auto mutilándose, dejar de comer, incluso morder (por lo que cuidado al hacer las curas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada