domingo, 14 de octubre de 2012

El Bullmastiff


Bullmastiff




El Bullmastiff es un hércules de constitución fuerte que da la impresión de fuerza sin pesadez. Su cabeza ancha y larga sobre un cuello musculoso, todo ello asentado en unos poderosos hombros acompañados de un dorso corto y recto. Esta cubierto por un manto de pelo corto y duro. La talla de esta raza  es de 61 a 66cm en las hembras y de 63 a 68 en los machos, con un peso que oscila de 41 a 50kg y de 50  a 60kg respectivamente.

           Su duración media de vida es de 10 años.




 

 Espacio Vital: No es un perro para un piso, ni encontraremos un piso lo suficientemente grande para este coloso, necesita una casa con jardín y cuanto más grande sea el terreno más feliz será. Su fuerte es vigilar terrenos grandes (de varias hectáreas), esto es así ya que su sentido de la propiedad (territorio) está muy desarrollado, si le aportamos suficiente espacio no tendrá tendencias a la fuga. Aun con un gran terreno necesita salir a pasear y relacionarse, si no lo hacemos, los perros que solo viven en el micro habitad que representa la casa, se convertirán en animales agresivos con los desconocidos cosa no muy conveniente debido a su tamaño y potencia.


 Alimentación: Los cachorros de bullmastiff crecen con rapidez, hecho por el cual tenemos que tener especial cuidado con la alimentación, para evitar carencias durante su desarrollo. Un perro de 6 a 8 meses necesitara 1kg de carne, 750g de arroz (pesado en crudo y posteriormente cocido), 500g de hortalizas (zanahorias, puerros, judías) y 250g de complementos (50% aceite de girasol y 50% de complemento minerovitamínico). Esta dieta puede hacer que se resienta nuestro bolsillo, asique es muy buena opción el alimento industrial seco que es más económico. Al año ya alcanza su talla máxima, pero solo habrá alcanzado ¾ partes de su peso, comerá sobre 1,1kg de pienso; a los dos años ya poseerá la corpulencia de un adulto y consumirá 900g de alimento seco.
  
 Salud: Cuidado con el sobrepeso, no le conviene lo mas mínimo ya que acelerara su vejez y la empeorara, además que le acarreara problemas cardiacos graves. Prohibidas las golosinas, a la hora de recompensarle dele un hueso de ternera de vez en cuando y juegue con él. Como todas las razas grandes es más propenso a la torsión de estomago, por lo que dividiremos la comida en dos raciones diarias (3 o 4 raciones durante su desarrollo).

Perros



  Cuidados: Su pelo es fácil de cuidar, con un par de acicalamientos ocasionales llegara. Límpiele los ojos, las orejas y en especial la boca. Esta raza babea y mucho, asique para evitar los regueros de babas y  las manchas en vestidos, alfombras, muebles… después de comer o beber pásele una bayeta por los belfos.


                                               Datos de Interés: 

     -Debido a la gran práctica de la caza furtiva en la Gran Bretaña del siglo XIX, los terratenientes británicos se encontraban impotentes a la hora de hacer cumplir las leyes en sus gigantescas propiedades. Los guarda bosques eran escasos para solucionar el problema por lo que se decidió que trabajasen con perros, los cuales deberían acompañarlos en las rondas nocturnas para proteger la caza. El problema era que no existía ningún perro capaz de responder al perfil necesario para aquella labor, por lo que se decidió cruzar a dogos alemanes, irish wolfhound, san Bernardo, terranova, bulldog, mastiff… en busca del perro perfecto. Tras muchos cruces, a base de prueba y error, se dedujo que los únicos cruces validos para el trabajo eran los resultantes de la cría entre bulldog y mastiff. Dando lugar al “Game-keeper`s Night dog” o “perro de la noche”, con un peso máximo de 60kg (en raras ocasiones hasta 70kg) y un manto oscuro (para no ser detectado en la oscuridad), todo ello completado con algo de sangre del san Humberto (la mejor nariz canina, realzando el olfato de este nuevo perro). Poco a poco y tras múltiples cruces, la raza termino estabilizándose.
En 1920 se crea el Club Nacional de Perros Policía Bullmastiff, cuatro años después la raza fue reconocida por el Kennel Club.

     -Poco ladrador, lo que no es impedimento a la hora de realizar funciones de guarda, su mera presencia hace que no se atrevan a robar. En caso de peligro real para su familia se encoleriza y se convierte en la peor pesadilla del agresor. Ante los ladrones es el mejor guardián, con una técnica peculiar, ya que no morderá si no es necesario, el se lanzara al caco haciéndole caer, una vez en el suelo se tumbara encima y no dejara que se mueva hasta que intervenga su dueño (hay casos en que han tenido inmovilizado a un intruso toda la noche).


    -Precio de compra elevado, su mantenimiento es costoso por sus necesidades alimenticias.

  
     -Su crecimiento es delicado, ya que tiene que crecer mucho y una mala alimentación en este periodo puede ser fatal. La lactancia de los cachorros dura 6 semanas.


     -Puede vivir todo el año en el exterior, solo necesitara una caseta.
   

   -Con los niños se llevara muy bien, siempre dispuesto a jugar e incluso a sacar su lado travieso. Además sabe dosificar las fuerzas con los pequeños de la casa. Eso si, los niños no pueden ser los dueños de un bullmastiff, es cuestión de tamaño; fuerza; y tono de voz, para este perro un niño solo será juego y alguien a quien proteger.


   -Nunca malhumorado, este perro siempre presentara tranquilidad, equilibrio y bondad, aunque sabe sacar el genio y en especial con otros perros del mismo sexo (las hembras son más tolerantes en este aspecto).



-Lucho con toros, osos, leopardos y leones, mas tarde cambio de oficio convirtiéndose en perro policía, antes de la Segunda Guerra Mundial había ejemplares de esta raza en todas las comisarias Británicas. También era el encargado de vigilar las minas de oro y diamantes en Sudáfrica.




             
Cualidades:                                      Defectos: 
-Muy obediente.               –Peligroso si se le educa mal.

-Afectuoso y tranquilo.   –Malas relaciones con otros perros.

-Inteligente y valiente.

-Solo se enfada si es necesario.

-Seguro de sí mismo.                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario