viernes, 26 de octubre de 2012

¿Tu perro hace sus necesidades en casa?


Perros-adiestrar


Una de las primeras cosas que enseñaremos a nuestro perro, será a ser limpio. Esto implica enseñarle que las necesidades no se hacen dentro de casa y por ente deberá esperarse hasta que se salga de paseo.

Esta enseñanza puede resultarnos difícil y lento, llevándonos a cometer errores, por lo que ante todo tienes que recordar que el cachorro es como un niño, no puede retener la materia fecal tanto como un adulto siendo normal que pueda hacerlo dentro del hogar, motivo que no es suficiente para que perdamos los papeles.


Cuando el cachorro llega a casa, estará cansado y con una sensación de estar perdido ya que ha sido separado de sus hermanos y madre, por lo que tendremos que tranquilizarlo. Déjalo que busque su lugar y no lo deje solo. Sera normal que se orine ante esta situación, asique actúe con naturalidad y no le dé más importancia.

Un cachorro hará sus necesidades más a menudo y siempre en momentos concretos: al despertarse, después de beber, tras la comida… por lo que si tenemos tiempo intentaremos sacarlo al patio o a la calle en estos momentos, escogiendo el mismo lugar siempre; si seguimos esta premisa conseguiremos que sus reflejos condicionados por la asociación del olor, logren que no haga sus necesidades en casa y espere a llegar al lugar indicado (funcionara casi siempre), lógicamente habrá veces que según llegue realizara la secreción y otras, deberemos esperar hasta que las realice, pero siempre tendremos que felicitarle cuando lo realice fuera de casa.

Se hace importantísimo asociar el acto con una palabra de tal forma que cuando digas esa palabra el perro se ponga activo si quiere hacer sus necesidades, por ejemplo podemos utilizas la palabra "pipi" (yo personalmente utilizo "salir", que es menos cursi, pero podéis utilizar la que queráis siempre y cuando sea la misma). Esto solo funcionara si varias veces al día le decimos la palabra y salimos a la calle, tarea un tanto agotadora si vivimos en un 5º piso sin ascensor, pero imprescindible (Recordar que una mascota requiere tiempo). En 48 horas el cachorro podrá perfectamente entender lo que se espera de él,  pero si aun así encontramos un charquito en casa actué rápido: límpielo lo antes posible y no haga más. ¿Le arrimo el hocico al orín? es una metodología de lo más común, pero puede ser contraproducente por lo que la respuesta es NO

Perro-adiestramiento


A la hora de limpiar, nunca lo haga delante del cachorro, ya que podría interpretar que te interesan sus regalitos y por ente dejártelos por todos lados. Si le pillamos en medio de la tarea, lo único que debemos hacer es reñirle con severidad (lo que no quiere decir que tengamos que gritar o pegar) y sacúdale con suavidad de la piel del lomo.

Si no disponemos de mucho tiempo o pasamos tiempo fuera de casa podemos seguir la técnica del papel de periódico, esto es tan simple como poner periódicos alrededor de la cama del perro; cuando siempre realice sus necesidades en el periódico de un lugar concreto quite los demás;  a medida que crezca valla separando el periódico de la cama del perro hasta llegar a la calle. De esta manera crearemos la asociación: hacer necesidades = salir a la calle.

Recordar que este problema se presenta a partir de las 4 semana, antes es la madre quien se ocupa de la estimulación anogenital antes de la micción y la defecación, posteriormente deja de hacerlo y es el cachorro quien poco a poco aprende a controlar sus esfínteres; de nosotros depende el educarlo o no.

Esta tarea de enseñarles puede tardar de 5 semanas a 4 meses en función del individuo y nuestra perseverancia.

Si seguimos estos pasos, seguro que conseguiremos que nuestro compañero sea limpio, aunque no olvide que todo animal tiene un límite de aguante, si pasa excesivo tiempo fuera el perro tendrá que realizar sus necesidades, asique asume tu responsabilidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario