lunes, 12 de noviembre de 2012

Libro de Orígenes Español (L.O.E.)

Libro_Origenes_Español



El “Libro de Orígenes Español” nos permite tener una referencia veraz de la genealogía de las razas de perros.


El L.O.E. no es el único ya que hay otros países que tienen el suyo propio, y estos nacen de la necesidad que tenía el hombre (y tiene) de clasificar las especies de animales. La primera clasificación (o por lo menos que se tenga constancia) es la realizada en 1755 por Buffon, el cual realizo una clasificación basada en 30 variantes en 3 categorías basadas en las orejas de los perros.



Aunque, la mejor referencia existente son los libros de los orígenes, los cuales nos aportan datos del siglo XIX y el primero fue el “Stud Book”. Este fue creado por el Kennel club en Gran Bretaña en 1859, dando ejemplo a los siguientes creados por otros países siguiendo este modelo (como Francia con el “Livre des Origenes Français” en 1885).



Lógicamente hoy en día no son libros como en un principio (los cuales estaban escritos con pluma), sino, que se han reemplazado por ficheros informáticos facilitando el almacenamiento y la consulta desde cualquier parte del mundo.


El L.O.E. que es el correspondiente a España, fue creado por la Real Sociedad Canina de España (R.S.C.E.), su fin es el de poner a disposición de cualquier persona que por motivos profesionales y/o de afición estén interesados en información veraz y contrastada sobre el tema; y también para poder estudiar la evolución de las razas.


Existe una nomenclatura para designar y clasificar las razas, la cual fue incorporada en 1988, esta comprende un total de 10 grupos, en los que se engloban todas las razas reconocidas. Esto  solo es para los países miembros de la Federación Canina Internacional, por lo que podemos encontrarnos países fundamentalmente de América que tienen su propia nomenclatura.


Estos libros solo recogen perros puros, por lo que se exige cumplir unas normas a la hora de inscribir a un individuo. Esto tiene la finalidad de mantener la homogeneidad de la raza y si se varía que solo sea por el bien de esta, erradicar problemas genéticos y facilitar la procreación de los mejores ejemplares.
Se hace lógico que no se permita la inscripción de la camada si los padres, no poseen pedigrí, pero si los padres lo tienen se inscribe la camada mediante dos impresos (si no se realiza, los cachorros no tendrán pedigrí, ni pruebas de la genealogía), uno es la hoja de notificación de nacimiento de la camada (con un plazo máximo de presentación de 30 días) y la Solicitud de inscripción de la camada (con un plazo de 6 meses desde el nacimiento).


Si un perro es titular de “pedigrí” dispondrá de la información de 3 generaciones, y el resto de antepasados se sabrán consultando los archivos del Libro de los Orígenes Español.


Si tu perro no dispone de pedigrí puedes acudir a las exposiciones caninas internacionales y solicitar el certificado de pureza, aunque si se te concede tu perro no tendrá genealogía y empezara su familia a partir de él.


No hay comentarios:

Publicar un comentario