lunes, 10 de diciembre de 2012

Agility dog


Agility-dog


El Agility-dog es un deporte  canino que además puede ser la forma perfecta de que tu perro pueda conseguir ese equilibrio que solo consiguen teniendo un fin en su vida. Sin olvidar que creareis un vinculo de confianza y amistad mayor.

Esta modalidad apareció en 1978 en una exposición británica, iniciada por John Varley, creando un gran interés debido a que el perro y el humano deben trabajar juntos y compenetrándose como si fueran uno.



Varley (que era jinete profesional) se le ocurrió en crear juego basado en los concursos hípicos, pero para perros, el hecho de la gran aceptación en cierta forma es por añadir la competición al paseo con tu perro (ya que sacar al perro a hacer lo mismo todos los días puede ser monótono), pero no debemos olvidar que este deporte no suple al paseo con el animal, solo lo complementa. Otro motivo de su aceptación también puede ser por la globalidad, con esto me refiero a que no necesitas un perro en concreto, de una raza en concreto ya que cualquier perro puede practicarlo (perros de raza y mestizos) y que a diferencia de otras disciplinas como el canicross no es necesario un gran fondo físico del humano (aunque también tenga que trabajar).


El Agility consta de diferentes obstáculos en el recorrido, poniendo a prueba las diferentes facultades del animal y el entendimiento entre el dueño y su perro. Arrastrarse en túneles, sortear postes, saltar setos o vallas, correr manteniendo el equilibrio sobre balancines… convirtiéndose en un deporte divertido para practicar aunque no lo hagamos de forma profesional.


El perro al que queramos iniciar en este deporte debe tener una base, la cual se basa en que obedezca de forma inmediata a ordenes como “siéntate”, “túmbate””quieto”, acudir a la llamada y andar tanto con correa como sin ella, ¡Asustado!, pues tranquilo ya que en cualquier club te ayudaran a perfeccionar esto y/o inculcárselo.

Lógicamente hay perros que se prevén más aptos, esto es debido a que es una disciplina de agilidad y rapidez, pero los animales que tardan más pero no tienen penalizaciones se posicionaran delante de los más rápidos (si estos son penalizados). Es por esto que en un principio será más apto un pastor alemán que un mastín, pero pueden llegar a sorprendernos.

El Recorrido: el terreno donde se realice medirá como mínimo 20x40m y la longitud del recorrido será de 100 a 200m, presentando entre 10 y 20 obstáculos. Estos obstáculos estarán separados por 7m, siendo además obligatoria la disposición de 2 cambios de sentido como mínimo. Los obstáculos estarán dispuestos en un orden de superación: pasarela, columpio, empalizada, slalom, salto de longitud, vallas, túnel…


Como entrenador (guía) tendrás que tomar un temperamento alegre, cooperativo y animado evitando tomártelo desde una autoridad fascista con el animal ni enfadarte. Si no tuvieras un club en tu zona, puedes optar a practicarlo para divertirte con tu perro, utilizando los obstáculos que nos pone la naturaleza y el mobiliario urbano (siempre respetando todo y a todos).


Recordaros que esto no solo es diversión, también es compenetración, disciplina, salud (tanto física como psíquica) y no solo para ti, también es una ocupación para tu perro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario