miércoles, 26 de diciembre de 2012

La Articulación Bisagra


codo-perros



El codo  o articulación bisagra es una de las zonas más conflictivas del perro, puede presentar diversas afecciones dolorosas y graves que hacen imprescindible la asistencia al veterinario.

Esta articulación está formada por tres huesos: el humero, el radio y el cubito (o ulma); también aloja una cavidad rellena de liquido lubricante llamado sinovia.
Las partes articulares del humero son: la tróclea que presenta forma de polea y dos epicóndilos (protuberancias).



Las afecciones que pueden parecer los perros en el codo son muy variadas, luxaciones, fracturas, necrosis de cartílagos, dislocación de la cabeza del radio… Veamos algo mas afondo:

   1-Luxacion del codo: es una afección que no suele aparecer sola, sino que es provocada por un factor externo. Como norma general está asociada a la fractura de los cóndilos del humero o de la extremidad del cubito. Es cierto que en ciertas razas puede ser de carácter congénito (como en el Cocker), pero como ya comentamos suele ser la consecuencia de una contusión traumática.
Una vez producida la lesión se puede reconocer por la imposibilidad del animal de extender el brazo (estirar), junto a una pequeña rotación hacia el exterior. Presentara hinchazón y fuerte dolor al tacto. Si la lesión es congénita el hueso suele presentar una malformación.
Lo primero que tenemos que hacer, como no, será acudir al veterinario para que lo examine y le realice unas radiografías (desde el lateral y el frente).
Si la luxación es leve y reciente el veterinario pondrá el codo en su sitio mediante manipulación manual y no antes de anestesiar al animal. Pero, si la luxación fuese grave y/o antigua, y está asociada a una fractura se realizara la reparación quirúrgicamente.
En el caso de que la musculatura y/o tendones se vean afectados se escayolara la extremidad extendida.

   2-Dislocación de la cabeza del radio: Producido principalmente por un violento golpe en la parte trasera del brazuelo. Esta afección puede ser total o parcial.
Si es parcial, el perro presentara cojera e incluso se negara a andar y se denominara subluxación.
Si es completa, producirá un dolor extremo con hinchazón y deformación.
Si es reciente el veterinario recolocara la articulación manualmente y pondrá una escayola que mantenga inmóvil y flexionada la articulación. Si por el contrario fuese una lesión antigua (más de una semana) se procederá a una cirugía para eliminar tejido muerto y trozos de hueso, posteriormente se recoloca, cierra e inmoviliza.

   3-Osteocondrosis: Esta afección es una necrosis parcial de los cartílagos articulares o de crecimiento. Es más común en perros de razas grandes entre los 6 y 7 meses. El perro presentara cojera y dolor intenso ante la manipulación. S i no se trata al evolucionar la afección terminara fraccionándose el cartílago, estos suelen ser reabsorbidos. El tratamiento es el ejercicio, aunque en ciertos casos se hace necesaria una intervención.


Recuerda que ante cualquier muestra de lesión o malestar por parte de nuestro compañero de cuatro patas, hay que acudir al veterinario y nunca intentes recolocar una articulación tu mismo. También recordaros que razas como el setter, el colley y el Cocker son propensas a la luxación de codo (enfermedad congénita).


No hay comentarios:

Publicar un comentario