domingo, 2 de diciembre de 2012

La Piodermitis


piodermitis-canina


La piodermitis son infecciones de la piel, pueden ser superficiales o profundas. Si son superficiales no suelen dejar cicatrices. Incluso en las pieles sanas puede haber diversas bacterias que pueden llevar a la aparición de una piodermitis, de ahí la importancia de un buen aseo.


Los gérmenes de la piel como norma general se encuentran en los folículos pilosos y en los conductos de las glándulas sebáceas, pero, la piel podría verse afectada por estos.  En el caso por ejemplo de estafilococos, las toxinas causan necrosis cutánea, destruyen macrófagos y leucocitos, pudiendo provocar una hipersensibilidad cutánea.



Piodermitis superficiales: la afección se limita a la epidermis y podemos distinguir:

   1-Dermatitis aguda supurativa: es más común en razas con un manto denso (pastor alemán, colley…). Suele producirse por lesiones cutáneas o alergias y un lamido continuo e intenso termina originando un eccema agudo.

   2-Piodermitis en pliegues: principalmente en las zonas de la vulva, la cola y los labios. Es la inflamación con supuración de los pliegues, presentando un olor fuerte y desagradable. El tratamiento va enfocado a desinfectar la zona y secar los pliegues.

   3-Acne e impétigo: afectan principalmente a bulldog y Shar pei, por el gran numero de pliegues que presentan y también es común en cachorros de menos de un año. El acné se presenta con la aparición de pústulas o pápulas en el hocico, mientras que el impétigo se presenta como la infección del abdomen y la cara interna de los muslos.


Piodermitis profundas: son más complicadas de curar y son equivalentes a dermatosis graves que se localizan de varias zonas del cuerpo del perro. Podemos distinguir:

   1-Piodermitis interdigital: conocida por infección por estafilococos en los espacios interdigitales (espacios entre los dedos). Suele afectar a los perros machos de talla grande o gigante y suele producirse por un traumatismo por cuerpo extraño o parásitos, también puede ser la causa de una bajada de las defensas. Observaremos manchas rojizas y purito entre los dedos. Su tratamiento se basara en la desinfección y la administración de antibióticos (tiene que prescribir el tratamiento un veterinario, no automedique a su perro).

   2-Piodermitis de las callosidades: es común en perros que viven en suelos duros (asfalto, cemento…) y consiste en la pérdida de pelo supurativa, creándose un engrosamiento de la piel (formación de callosidades) en la zona del codo y corvejón, con producción de pus. El tratamiento es laborioso e incluso podría ser necesaria la intervención quirúrgica. En este caso sería interesante ponerle un colchón, cojín muy mullido… para evitar el contacto con las superficies duras.

   3-Piodermitis de la testuz: consiste en la aparición de pústulas en la testuz, en los casos mas graves puede llegar a extenderse la infección por toda la cabeza. (Testuz o testera, es la zona superior del hocico que va desde el stop a la trufa).

enfermedades-perros


Una de las formas de prevenir estas afecciones es la higiene y la disponibilidad de una zona de descanso mullida (manta doblada múltiples veces, cojones, cestas acolchadas…). En el caso de la higiene, recuerde usar productos especiales para perros, ya que ciertos tipos de piodermitis pueden ser producidas por el contacto con productos químicos (agresivos para los perros) como champús, geles, lociones…


No hay comentarios:

Publicar un comentario