martes, 23 de julio de 2013

Rastrea con tu Perro

rastrear con perro
(Foto del Clan del lobo en Oviedo)


El rastro es una actividad que cualquier perro puede  realizar, no todos llegaran a ser campeones de dicha disciplina, pero si practicarla.


Recordemos que el olfato de estos animales es mucho mayor que el de los humanos, para que te hagas una idea los perros tienes unas 220 millones de células olfativas frente a unas 5 millones  de los humanos (datos que pueden variar en función de la raza canina y del individuo), convirtiendo en algo innato el hecho de detectar olores.

Cuando un humano está en un entorno y olfatea, solo diferenciara los olores más destacados pero un perro detecta y distingue el olor de las piedras, de los diferentes compuestos químicos, otros animales… e incluso puede diferenciar un individuo de otro por su olor.

 

No estoy contando nada nuevo, y todo esto solo explica brevemente el porqué se utilizan perros para actividades tan variadas que van desde la caza hasta trabajos tan peculiares como la detección de dinero en las fronteras, llegando incluso en la detección del cáncer en personas.


Y te estarás preguntando ¿y de que me sirve a mi todo esto? ¿Si yo solo tengo un perro por compañía y porque me gustan para que todo esto? Pues bien yo te lo explico: 

   *La actividad de rastrear para un perro supone un gasto tanto físico como psíquico que además le produce satisfacción (se divierte); al igual que los humanos añoramos el descansar y tener más tiempo libre, si tenemos demasiado llegamos a aburrirnos y a los perros les pasa igual, dando lugar muchas veces a comportamientos no deseados.

Genere o no estos comportamientos, lo que está claro es que mejoraras el vinculo entre guía-perro y nos divertiremos.

Además se pueden conseguir cosas útiles para nosotros, como enseñarle a buscar las llaves (si se nos pierden dando el paseo le mandamos buscarlas y solucionado), o podemos enseñarle a buscar el coche (si estamos en la montaña, se nos hecha la niebla encima ¿Qué hacemos? Qué bueno sería tener una orden de busca el coche y que nos lleve hasta el…) y todo lo que se te ocurra se le puede enseñar ya que los limites solo los ponemos nosotros al no saber explicarles lo que queremos.


Yo os voy a enseñar unos pasos para que rastree un rastro humano, ya que podemos hacerlo nosotros mismos o podemos trabajar con amigos, familia…

Recordar que necesitaremos una correa larga y a poder ser un arnés.

1 Discriminación de olores:

-Hay que enseñar al perro a discriminar olores, esto quiere decir que diferencie entre el olor que le proporcionamos (donde hay premio) y el resto de olores que nos rodean. Para esto tendremos que dar un paso largo y donde lo damos pisamos un circulo del diámetro de nuestros pies, después salimos dando otra zancada y colocamos comida dentro del circulo especialmente en el perímetro (pero siempre donde pisamos dejando olor.

discriminación olfativa


Dejamos que pase un rato 1 o 2 minutos para que el olor se asiente y llevamos al perro hacia el círculo. Como un metro antes de este le mandamos sentarse y damos el comando que escojamos (“busca” “shuck”…) acto seguido indicamos con la mano el círculo, de tal manera que el perro al levantarse y seguir la mano llegue al círculo.

Tenemos que tener cuidado de no dejar salirse del circulo más de 30 o 40 centímetros, pero tampoco evitar que se salga ya que el perro investigara el suelo en busca de comida y el vera que donde huele a nosotros hay comida y donde no tampoco hay comida (discriminando los olores).

Cuando se haya comido toda la comida de dentro del círculo lo premiamos verbalmente y con contacto físico (caricias). Este proceso según el perro habrá que repetirlo más o menos veces, pero yo aconsejo que no sea menos de 3 o 4 días, un par de círculos por día, no olvidemos que esto es la base de todo el trabajo y cuanto mejor construida mejor irán las siguientes fases (tampoco aburrir al perro con 30 círculos al día).


2 Salida de rastro:

-Aquí  hacemos lo mismo que en la anterior fase, pero en vez de dar una zancada para salir del circulo, arrastramos el pie hacia adelante levantamos el talón y ponemos un trocito de comida, adelantamos el otro pie hasta este y arrastramos otro paso, levantamos el talón y comida, lo mismo con el otro pie pero en vez de poner comida juntamos el otro pie y hacemos otro circulo y dejamos comida en el centro (2 o 3 trozos, mejor si son de mayor palatividad) y salimos de una zancada.

salida rastro


Esperamos 1 o 2 minutos y llevamos al perro igual que en la primera fase pero si todo salió bien y no hemos corrido demasiado saldrá del primer círculo siguiendo la línea hasta el segundo (puede no comer todos los trozos de comida durante el trayecto, no pasa nada) y al llegar al segundo circulo premiamos igual que en la fase anterior.

Esta fase es corta, hacemos un par de círculos con salida y si los hace bien podemos pasar a la siguiente fase ya que la primera está comprendida (asociada la discriminación olfativa).


3 Primeros rastros:

-Al principio no podemos pretender que el perro mantenga el gran nivel de concentración que entraña rastrear durante mucho tiempo-distancia, es por esto que comenzaremos con rastros cortos, rectos y con muchos premios y a poder ser en un sitio con hierba o como mínimo tierra ya que el asfalto es mucho más complicado. Hay gente que opina que los rastros son el arte de seguir las células muertas de la persona y otros dicen que es el arte de seguir la rotura de las superficies, y yo como muchos pensamos que es la combinación de las dos, siendo un mejor lugar para empezar donde a parte de las células de piel se deje un nivel de rotura alto en la pisada.

Esta fase es como la segunda pero en lugar de arrastrar los pies andamos normalmente y dejar comida donde pisamos con el talón (mucho cuidado con esto porque si dejamos la comida fuera de la pisada le decimos al perro que la solución está donde no huele a nosotros o el figurante que marque el rastro.

rastro con perro


Empezaremos con 6 o 7 pasos entre círculos dejando solo 2 o 3 premios en los círculos. No dejar que se salga del rastro más de medio cuerpo del perro (permitiendo que investigue pero no dejándole irse donde quiera), si se pierde ponemos la mano como al inicio del rastro y le repetimos la orden de búsqueda.

A medida que veamos que el perro lo realice sobrado agrandamos hasta 10 o 15 pasos. Si lo hace bien empezamos a premiar  un paso si uno no.



Hay más fases las cuales pondré en otra entrada a la que llamare “Rastro 2” siempre y cuando comentéis aquí para saber si os gusta o no y si queréis que siga con este tema. 



3 comentarios:

  1. Muy claro y muy válido para cualquier disciplina.Continuar en esta línea y gracias por explicarlo de esta forma.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por comentar, pronto la segunda parte

      Eliminar
  2. Noticia importante de ring te enteraste?

    http://www.farelok-9.com/news/el-ring-espanol-avanza-en-el-buen-camino/

    ResponderEliminar